NOTICIAS

Mántengase a la vanguardia con las tendencias mundiales de la industria

El consumidor marca la evolución del packaging.


Aunque existen varios caminos de las tendencias que se presentarán en el 2017 en la industria del packaging, hay dos grandes objetivos para los próximos años: mejorar la sostenibilidad de los productos y su capacidad para impactar en el cliente final.

Ante los cambios en el que se encuentra el mundo del packaging en la actualidad resulta difícil saber cuál será la tendencia clara de esta industria. A través de un encuesta realizada por la Revista Alimarket se detalla que hay dos grandes objetivos para los próximos años: mejora la sostenibilidad de los productos y la capacidad para impactar en el cliente final. 
 
De acuerdo con el estudio, el mercado de bienes de consumo se mueve en torno a la figura del consumidor, con extensión a todos los niveles del proceso productivo, incluido el packaging. La participación de ese consumidor ya no se produce como hace años en el que reaccionaba, con mejor o peor respuesta al producto una vez puesto en el mercado. El proceso creativo actual pasa un análisis detallado del consumidor previo al lanzamiento del producto, con el objetivo de no fallar. 
 
Actualmente, la llegada de los llamados millennials y centennials, principalmente, viene precedida por un minucioso estudio de sus características y necesidades, ya que la estrategia de todos los grandes envasadores pasa por estrechar al máximo los vínculos con el público al que se dirige, para lo cual se necesita tener toda la información que permita predecir sus comportamiento futuro. 
 
No son los únicos consumidores que se incorporarán al mercado en los próximos años, pero en todos los casos, la clave será la capacidad que tengan las empresas de conseguir que sus productos no sólo cumplan con aspectos como la seguridad o la utilidad para facilitar el almacenaje y la rotación, sino que aporten valores y mejoren la experiencia de compra y de consumo. 
 
En el documento se detalla que las exigencias del consumidor pasan por una mejora de principios como la sostenibilidad del envase, para lo que existen varias posibilidades –empleo de nuevos materiales, producto reciclado, mayor apuesta por el origen bio o ecológico de la materia prima- algo que coincide con los principios de la Economía Circular, que se intenta imponer en Europa. 
 
La imagen será más patente en los próximos años gracias a nuevas técnicas como la impresión digital, que permitirán acabados mucho más perfeccionados y supondrán una gran óptima herramienta de cara a las campañas promocionales. 
 
En cuanto al largo plazo, la gran batalla del gran consumo promete ser el desperdicio alimentario, un aspecto que será la base para el desarrollo de envases con propiedades activas e inteligentes; así como la aplicación de la nanotecnología o la industria 4.0, aspectos todos ellos que propiciarán una revolución de mucho más impacto, pero para la que aún queda tiempo.
 

Regresar

Todos los derechos reservados a © PMMI 2017 | Aviso de Privacidad